18 noviembre 2016

ABRA PAMPA: GARANTIZAN ÚLTIMA ETAPA DE REMEDIACIÓN


Con el propósito de garantizar la presencia del gobierno en el territorio, la ministra de Ambiente, María Inés Zigarán, junto a concejales de Abra Pampa y miembros del equipo del Programa de Gestión Ambiental Minera (GEAMIN), recorrieron la zona donde se están iniciando las obras para finalizar con la última etapa de remediación de Metal Huasi, que consiste en la remoción, transporte y disposición final de suelo impactado.

Zigarán, acompañada por un equipo técnico, se reunió en primera instancia con el intendente de Abra Pampa, José Luis Liquín, concejales de los diferentes bloques que integran el poder legislativo municipal, y el Lic. Rolando Cabrera (GEAMIN), con el objeto de conversar sobre los avances en la última etapa de remediación de los pasivos ambientales que la ex fundidora Metal Huasi había generado en el pueblo puneño.

Se trata de un trabajo que se inscribe dentro del Programa II Gestión Ambiental Minera (GEAMIN), y el cual prevé remover un volumen aproximado de 1.200 m3 de suelo impactado ubicado por debajo del nivel de material que fue removido oportunamente, en la periferia del barrio 12 de octubre de Abra Pampa. Los trabajos, que tendrán una duración de aproximadamente un mes, serán realizados por la empresa Beton S.R.L. con todas las medidas de seguridad necesarias para el caso.

“Estamos participando de esta última etapa del proceso porque nos hemos comprometido a hacer un trabajo de monitoreo y de fiscalización, pero además también venimos a conversar con la comunidad para garantizar que el proceso se va a realizar de acuerdo a normas y estándares de seguridad ambiental”, evaluó la Ministra.

Describió además, que se trata de un proceso que incluye la participación y el compromiso de diversos actores: la subsecretaría de política minera con Santiago Dondo a la cabeza, la secretaría de minería de nación, el GEAMIN, el Servicio Geológico Minero Argentino (SEGEMAR), la secretaría de pueblos indígenas cuya referente es Natalia Sarapura, el propio ministerio de ambiente de la provincia.

“Junto con Santiago Dondo, Rolando Cabrera, y otros miembros de la secretaria de minería de nación, el ministerio de ambiente y la secretaría de minería de la provincia que lidera Miguel Soler, hemos trabajado con las comunidades para informarles de qué se trata esta etapa del proceso, para que supieran qué tipos de tierras son las que se van a depositar en la cava, qué medidas de seguridad se van a tomar en esa zona, y también para ponernos a disposición y como garantes de la fiscalización ambiental”, concluyó.

Procedimientos y medidas de seguridad
Por otro lado, Rolando Cabrera, del GEAMIN, brindó precisiones respecto a los trabajos y las medidas de seguridad que se van a adoptar durante todo el proceso.

“Estamos realizando trabajos de delimitación de las áreas a remediar. Tenemos delimitados cinco sectores, que son el resultado de un estudio detallado realizado hace tres meses atrás, desde el comité de inspección y supervisión”, puntualizó.

Concretamente, realizaron mediciones a través de un espectrómetro que permite registrar los componentes que tiene el suelo a remover, obteniendo como resultado de cinco áreas sobre las cuales van a trabajar y remover suelo afectado por las escorias de la ex fundidora.

Cabrera detalló además que, luego de remover la tierra, “vamos a colocar un nivel de cal para neutralizar el PH, y encima se coloca suelo que no esté afectado, para depositar y devolverle al suelo el relieve que naturalmente tenía”.

Por último, explicó que respecto a las medidas de higiene y seguridad, señalando que “estamos levantando un vallado, un cercado perimetral que cumple funciones de evitar el ingreso de personas al área de trabajo, y evitar la dispersión de material particulado cuando se realiza el trabajo”. “Vamos a señalizar la zona, y proceder a un regado para dar una determinada humedad y evitar que las partículas se vuelen por medio de los vientos; lo mismo que durante el transporte, vamos a contener el material en los camiones de manera tal que no se dispersen”, completó.

Compromiso gubernamental
Finalmente, los concejales Méndez, Armella, Ramos y Llampa y el secretario de Ambiente del municipio abrapampeño, Raúl Gutiérrez, agradecieron la presencia de la ministra, interpretándola como un gesto de garantía y compromiso frente a una demanda histórica de la comunidad.
Asimismo, le confiaron el deseo de que la obra pueda concluir, resguardando la integridad de los habitantes del pueblo, remediando un pasivo ambiental que les causó enormes daños a la salud de sus miembros.

Como conclusión, quedó el compromiso de sostener encuentros permanentes a lo largo de todo el proceso, para llegar a la etapa de auditoría ambiental con una participación conjunta que le brinde a la comunidad los resultados de un trabajo eficiente.

ULTIMO MOMENTO